Detectores de humo en pisos tutelados: un recurso más y una limitación menos


FacebookTwitterLinkedInGoogle+Share

bomberos instala detectores piso discapacidadTodos somos iguales, a pesar de nuestras diferencias. Y es que todos somos seres sociales que dependemos en gran parte de las relaciones presentes con los demás para lograr nuestro desarrollo personal en el futuro. En algunas ocasiones, las personas que sufren algún tipo de discapacidad se sienten excluidas de este todo. Sin embargo, bien es cierto que, gracias al avance social de las últimas décadas, la situación de este colectivo a día de hoy nada tiene que ver con la de antes, cuando su independencia personal era mínima.

El apoyo de organismos gubernamentales, administraciones públicas, empresas privadas, servicios sociales y de emergencias, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro ha sido fundamental para conseguir en los últimos 20 años no sólo la integración social y laboral de las personas con discapacidad, sino también cierta autonomía.


Vida normalizada

Independizarse de casa de los padres y aprender a convivir con compañeros de piso en un ambiente lo más normalizado posible, es un anhelo que muchas de estas personas ya han cumplido, gracias al esfuerzo de entidades y agrupaciones como la Asociación Pro Personas con Discapacidad Intelectual, (Afanias). A través de su servicio Afanias Vida Independiente, la asociación lleva a cabo la gestión de viviendas tuteladas en las que personas con discapacidad intelectual y ciertas carencias de autonomía pueden, con el apoyo y supervisión necesarios, vivir en un hogar permanente de la forma más independiente posible.

Con este servicio, Afanias quiere dotar a hombres y mujeres con discapacidad de un recurso de vivienda que favorezca su autonomía, mejore su calidad de vida y permita su inclusión en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos, explica Luisa González, representante del servicio Vida Independiente.

Actualmente Afanias gestiona 7 pisos supervisados, atendiendo en ellos a 23 personas -5 mujeres y 18 hombres-, además de otro piso supervisado para mujeres víctimas de violencia a través de la Dirección General de la Mujer, detalla Luisa. Los ocupantes de los siete pisos cuentan con su habitación individual cada uno y son responsables de la gestión del hogar en el ámbito de mantenimiento, limpieza, comida, organización, etc., tareas que van a propiciar que estas personas se sientan protagonistas de su vida, útiles y cada vez más independientes, añade Luisa.

 discapacidad piso tutelado

Vida segura

En definitiva, se consigue que estas personas sientan que sus limitaciones son cada vez más pequeñas y su autosuficiencia y calidad de vida, mucho más grande. Sin embargo, a pesar que estas viviendas están apoyadas y tuteladas por personal especializado, que velará por su bienestar, desgraciadamente también se pueden dar situaciones de emergencia para ellos. Y, aunque en una urgencia todos tenemos que estar preparados para reaccionar, eso de que Es Mejor Prevenir que Curar es un lema casi obligatorio en estos casos.

Los incendios son uno de los mayores peligros que se pueden presentar en cualquier hogar, y saber identificar el riesgo y cómo actuar es algo muy necesario. Pero también lo son los detectores de humo, que se convierten en un verdadero salvavidas muchas veces.

La instalación de detectores son un plus de garantía para llegar a esa autosuficiencia con un poco más de seguridad. Un recurso que se convierte en más que recomendable para estos casos, tal y como señala Javier García, miembro del cuerpo de Servicios de Extinción de Incendios de la Comunidad de Madrid, y que voluntariamente, y mediante el acuerdo de colaboración firmado entre la Fundación Fuego y Afanias, ha colaborado en la instalación de kits de detección de incendios en uno de los pisos tutelados que Afanias tiene en Madrid.

Para ellos, la instalación de detectores de humo supone lo mismo que para cualquier otra persona: seguridad y prevención. Una manera de estar un poco más seguros ante alguna situación de emergencia doméstica en la que exista la implicación de un conato, explica Javier. Creo que la instalación de estos dispositivos en casos como este, en el que nos encontramos con personas con distintas discapacidades intelectuales, podría ser obligatorio. No olvidemos que la inteligencia es la capacidad del ser humano para resolver problemas, y cualquier alteración o disminución de ella hará más difícil su resolución, por lo que cualquier ayuda para identificar una problemática, como en este caso puede ser un incendio doméstico, siempre facilitará una actuación más acertada, incide.

bombero explicando detectores pisos tutelados

Además, la colaboración de estos bomberos no se queda únicamente en la instalación del recurso, sino que va acompañada de una charla y breve explicación de la utilidad y funcionamiento del detector.

Cuando les impartes la charla de prevención, valoras que se queden con los mensajes básicos, como ir agachados en presencia de humo, cerrar puertas a la espalda, avisar y pedir ayuda lo antes posible. Sales del piso tuteado con la duda de saber si les habrá servido de algo, si mañana tendrán en cuenta lo que les has intentado enseñar y explicar. Pero te puedo asegurar que trabajar con personas que tienen este tipo de dificultades y necesidades, siempre es sin ninguna duda, un reto muy gratificante, ratifica.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+Share

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *